Devolución

 

La devolución de gatos a su hábitat/colonia/entorno/territorio es sin duda la mejor parte del proceso. La mejor parte para el voluntario, sin duda la mejor parte para el gato. El procedimiento de devolución debe ser hecho teniendo en consideración las siguientes pautas e indicaciones:
Los gatos deben ser liberados cuando se encuentren aptos para ello, es decir : deben estar absolutamente despiertos y alertas, y deben haberlo estado por varias horas. La devolución se efectúa en el mismo punto de la captura, o en algún punto cercano en el cual tenemos 100% de certeza es conocido para el gato, que ese lugar es parte de su territorio. Debemos liberar dentro de lo posible también a la misma hora en que fue capturado o al menos en las mismas condiciones de luz.

Yo sugiero dejar la trampa en el piso y antes de abrirla dar tiempo para que el gato mire y reconozca su lugar, luego de esto abrir la trampa y simplemente esperar. Hay gatos que salen inmediatamente, pero hay otros a los cuales les toma más tiempo, en estos casos nosotros contamos con unos ganchos especiales para sostener la puerta, en el caso de ser una trampa con una sola entrada de forma de poder dejar que ese gato salga cuando esté listo y no antes.


NUNCA se deben levantar las trampas, moverlas, golpearlas, o introducir elementos en ella para forzar a un gato a salir. Si la trampa está cubierta debemos retraer la manta en sentido hacia donde se ubica el gato para que se vaya reduciendo el espacio en oscuridad.
El gato finalmente saldrá, pero debe hacerlo por si solo y JAMAS forzado a ello.