Identificación

El método universalmente aceptado para identificar un gato en situación de calle que ha sido esterilizado es la marca o corte de oreja. Se trata del corte de 1/8″ (0.8 cm – 1 cm) del extremo de la oreja izquierda en gatos adultos y proprocionalmente menos en un gatos cachorros.

La intención de esta marca es distinguir a simple vista si un gato está o no esterilizado sin necesitar recapturarlo para verificar otro tipo de marca como por ejemplo un tatuaje. Además permite liberar gatos ya esterilizados que pudiesen haber caído en una trampa por segunda vez en operativos masivos de TNR.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia, no lleva suturas y no requiere cuidados posteriores.