Cuidado de colonia

1. TNR

La primera recomendación es , obviamente, esterilizar a todos los miembros de dicha colonia, y de haber gatos cachorros estos deben ser retirados de la misma, deben ser socializados de ser necesario y deben ser puestos en adopción. Si bien los gatos adultos en sus colonias saben mantenerse bastante seguros, la calle no es aconsejable para gatos cachorros quienes están expuestos a muchos peligros.

2. REGISTRO

Se debe tener un registro de cuantos gatos hay, identificarlos por sexos dentro de lo posible. Se recomienda hacer un registro fotográfico e ir actualizándolo cada ciertos meses pues hay veces que viéndolos diariamente se pierde la perspectiva y no somos capaces de notar cambios en su apariencia como ser bajas de peso, condición de su pelaje u otras que pudieran ser indicio de enfermedad.

3. HORARIOS

Se deben establecer horarios de alimentación. Los gatos de colonia son muy ordenados con los horarios y saben perfectamente en que momento el alimento estará disponible. Por lo mismo , muchas veces estos gatos permanecen resguardados y solo aparecerán cerca de la hora de su alimentación. Esto ayuda a que los gatos se mantengan seguros y se eviten mayores conflictos con vecinos quienes pudieran quejarse de la presencia de los gatos.

4. ENTORNO

Se debe mantener el entorno o lugar de alimentación limpio y libre de restos de comida. Se debe evitar en todo momento dejar bolsas que se van acumulando y finalmente llaman la atención de los vecinos por el aspecto desaseado del lugar. Dentro de lo posible se deben alimentar en platos o bandejas que pueden ser escondidos tras alguna vegetación. De no ser posible se tratará de alimentar a los gatos y retirar los platos que se han utilizado hasta el día siguiente.

5. TIPO DE ALIMENTO

Los gatos deben ser alimentados con pellet especial para gatos y se les debe proporcionar agua fresca. Nunca se debe alimentar con otro tipo de alimento. Si es posible se puede incluir en determinadas ocasiones alguna ración de alimento húmedo. No se deben alimentar con productos lácteos y menos dejar alimento expuesto al sol, pues de descompone fácilmente.

6. SUPLEMENTOS

Existen una gran variedad de suplementos que se les puede adicionar a la alimentación para complementarla. Varios de ellos son de origen natural y los ayudarán en temas tan diversos como estimular su inmunidad y tener un efecto para combatir las pulgas. La adición de vitamina C en la dieta de los gatos callejeros trae muchos beneficios y tiene además la ventaja que un gato prácticamente no puede sufrir de una sobredosis. Además el añadir levadura de cerveza en la dieta los hace más resistentes a las pulgas. Infórmate y pregúntale a tu veterinario de que manera puedes apoyar a tu colonia con productos inofensivos y naturales.

7. CONFLICTOS

De tener algún conflicto con un vecino o persona contraria a la colonia la sugerencia en todo momento es, primeramente informarte de las ordenanzas existentes dentro de esa comuna en particular en relación a lo que dicen de alimentar animales en la vía pública. Para tratar de solucionar problemas dentro de lo posible busca asistencia y ayuda de un tercero para resolver el conflicto. Alguien que no tenga relación con esa colonia en particular y pueda servir como mediador. Los cuidadores de colonia tienden a priorizar el factor emocional antes que los hechos concretos y esto pocas veces ayuda a resolver conflictos.

8. SEGURIDAD

La última recomendación para mantener una colonia segura es no divulgar el sitio exacto de su ubicación. Toda vez que sea posible, ante cualquier cosa, se debe evitar dar direcciones exactas, numeración, o datos concretos de la localización de una colonia. Esto a fin de evitar que gente pudiera acercarse incluso a abandonar más gatos o a hacerles daño a los que allí se localizan.