En un día de operativo

En día de operativo de gatos de colonia, hay un trabajo enorme. Debemos tener todo preparado para realizar las esterilizaciones en las mejores condiciones a la vez que velar por estos a veces “difíciles” gatos.
Se prepara la sala, la mesa de cirugía, se ordenan las trampas, se escriben etiquetas de identificación, se prepara la zona de post operatorio.
Todos los gatos son anestesiados dentro de las trampas, para esto se utiliza un implemento denominado trap divider (o peineta) mediante el cual uno puede contener al gato en un extremo de la trampa y evita que se voltee cuando está siendo inyectado. Una vez el gato está anestesiado, pasa a la mesa de cirugía en donde se le coloca una etiqueta que indica a que colonia pertenece, se depila y se sujetan las cuatro extremidades si es hembra. Nosotros utilizamos técnica de línea media por lo cual necesitamos la zona del abdomen libre para que la veterinaria trabaje.

Una vez finalizada la OVH, o castración en el caso de los machos
y luego de la sutura y aplicación del desinfectante en la zona de la herida, se procede al marcaje o corte de oreja. Este procedimiento no requiere suturas y en el 99% de las veces no produce sangrado. Se coloca un cicatrizante en el corte igualmente.
Después se aplica el antibiótico inyectable de larga duración y el antiinflamatorio.
Posteriormente vacunamos con la dosis de antirrábica, según protocolo en el miembro posterior derecho.

Una vez vacunados pasan a la zona de post operatorio. Allí se monitorean, se les aplica lubricante en los ojos un par de veces y de ser necesario se cubren. Mientras un gato está haciendo el post se procede a preparar la trampa en donde llegó para colocarlo una vez empiece a despertar. Esto es limpiar la trampa, cambiar los diarios y colocar una manta y revisar que la identificación en la trampa coincida con la identificación del gato/paciente.
Una vez el gato empieza a despertar se le traslada a la trampa nuevamente y se sigue monitoreando hasta que se despierta totalmente.
Este procedimiento se repite con cada uno.

Este procedimiento se repite con cada uno.
Una vez se terminan todos los pacientes y una vez estén todos despiertos se prepara la merienda del post para los gatos. Nosotros ayudados una vez más del trap divider colocamos un pocillo con alimento húmedo para la recuperación de cada gato. Esto les proporciona líquido a la vez que energía.
Después de eso las trampas son nuevamente cubiertas dejando el frente a la vista para continuar su monitoreo.
De ser necesario se utilizan calefactores en la sala, dependiendo de la estación del año en que estemos.